Aspencat y Dakidarría reventaron la Sala Mon de Madrid en una noche muy especial

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

El pasado viernes 6 de octubre nos dirigimos hasta la recién estrenada Sala Mon Live de Madrid, antigua Sala Penélope que reformaron eliminando las dos molestas columnas centrales y mejorando el sistema de iluminación y sonido. De esta forma, la nueva Sala Mon se convierte en una de las mejores salas del centro de la capital en la que disfrutar de buena música, aunque eso sí, con precios en barra más altos que en su etapa anterior.

Los valencianos Aspencat, que se encuentran en plena gira despedida de los escenarios por tiempo indefinido y los gallegos Dakidarría, que están cerrando su gira “Lume“, visitaban la sala madrileña en un concierto que apuntaba a ser único.

A las 20h llegamos a la puerta de sala, situada en la calle Hilarión Eslava, desde donde ya a esas horas pudimos ver la cola que llegaba hasta la esquina con la calle Fernandez de los Ríos. Además, un cartel pegado a la entrada con el texto impreso “ENTRADAS AGOTADAS” nos hacía pensar que esta noche iba a ser especial y efectivamente así lo fue.

A las 20:35h dejó de oírse la música ambiente para dar paso a la intro de la primera banda en salir al escenario, Dakidarría, los cuales regresaban a Madrid dentro de la última parte de su gira presentación de su disco “Lume” (2017). Después de la breve intro la formación gallega saltaron al escenario con una energía y potencia increíbles mientras sonaban los acordes de “Lume“, tema que la banda eligió para abrir (muy acertadamente) el concierto y en el que componentes de La Raíz colaboran en la canción registrada en el disco.

Desde los primeros momentos de la actuación de Dakidarría la sala se encontraba con algo más del medio aforo pero, eso sí, con un ambiente excepcional que indicaba las ganas que muchos de los asistentes tenían de volver a ver a los gallegos de nuevo en la capital. El concierto continuaba con uno de los temas más conocidos de la banda como es “A Mocidade Activa” donde el público demostró conocerse las canciones cantando al unísono con la banda. Siguieron sonando más temas como “Despertar“, “El Futuro Nunca Existió” o “En Compostela“.

A pesar de que en determinados momentos las voces no se escuchaban del todo claras y algunos instrumentos no se distinguían del todo bien, podemos decir que en general supieron solventar estos pequeños problemas que, por otro lado, eran propios de una sala recién estrenada y aún “en pruebas”.

Después de cantar el potentísimo trallazo de “En Compostela” pudimos disfrutar del tramo final del concierto en donde la banda gallega interpretó “Mil Berros” y para cerrar su actuación, como no podía ser de otra manera, escogieron “Terra” en donde pudimos escuchar las gaitas bajo los aplausos del público asistente que, ahora sí con la sala prácticamente a su aforo completo, cantaba la conocida canción.

Después de la actuación de Dakidarría y tras un cambio de escenario de unos 20 minutos aproximadamente, algo que aprovechamos para pedirnos un refrigerio, visitar la zona de merchandising oficial (situada ahora en un lateral de la planta superior) y para investigar los nuevos rincones de la sala, empezaron a tomar posiciones varios componentes de Aspencat sobre el escenario.

Sobre las 22h arrancó la actuación de los valencianos que desde el primer acorde no dejaron ni un momento de interactuar con el público ni de moverse y bailar en el escenario. Aspencat comenzaron su actuación con la canción “Música naix de la ràbia“, primer corte de su último trabajo “Tot és ara” (2015). Del tirón pudimos escuchar “En el teus ulls” (Essència, 2013), “S’atura el temps” y “Escriurem mil batalles“.

El concierto de Aspencat continuaba al mismo tiempo que los pogos se sucedían de forma improvisada. “Mantindre el foc“, “Serem un cicló” o “Sense por” fueron otros temas que pudimos disfrutar de la formación del País Valencià, los cuales aprovecharon para despedirse del público madrileño y en el que el propio Kiko Tur, micro en mano, agradeció a todo el público su asistencia al concierto y anunció un “descanso” de los escenarios por tiempo ilimitado.

Otros de los temas que pudimos bailar antes del tramo final del concierto fueron “La història es nostra“, “Antimatèria” o “Queden matinades“. Después de un breve descanso de unos pocos minutos Aspencat se enfrentaban a la última parte de su actuación con himnos como “Som moviment“, “Naixen primaveres“, “L’últim segon” o “Quan caminàven” que como colofón dieron punto y final a esta noche que sin duda quedará para el recuerdo mientras esperamos que en unos años la formación valenciana anuncien su regreso a los escenarios con un nuevo álbum bajo el brazo.

En definitiva, ambas bandas demostraron una vez más que el idioma en el que se cante no es impedimento para conseguir comunicar la esencia de sus mensajes y llenar salas en cualquier ciudad del territorio nacional. Tanto Aspencat como Dakidarría se marcaron una actuación de 10 y el público así la gozó en todo momento.

Fotos: Javier Aznar
Texto: Javier Aznar y Patry

Fotos de Aspencat: (haz click para aumentar)

 

Fotos de Dakidarría: (haz click para aumentar)

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Noticias relacionadas


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies