Bocanada y Txema Benítez reventaron la sala Caracol en una noche muy especial

El pasado sábado 23 de septiembre volvían a la capital dos bandas que están dando mucho que hablar dentro del panorama rocanrolero patrio. Bocanada y Txema Benítez actuaron en la madrileña sala Caracol y hasta allí se desplazó nuestro colaborador Rubén Cano, el cual disfrutó como un enano de esta noche tan especial.

Con algo de retraso sobre el horario previsto de apertura de puertas, el cual iba a ser a las 20:00 horas, accedemos al interior de la mítica sala Caracol para ver el concierto de los navarros Bocanada, los cuales venían acompañados de Txema Benítez, que para esta ocasión venia acompañado de “su banda de directos“.

Según manifestó el propio Benítezllevaban poco tiempo juntos“, pero eso no fue impedimento para dar caña desde el principio e ir metiendo en faena a un público que, aunque era poco numeroso al inicio de su actuación, poco a poco fue aumentando.

Con un set list de unas 8 ó 9 canciones que a priori podría parecer corto, estuvieron encima del escenario en total algo más de media hora. Txema presentó su disco “Autopsia” en formato eléctrico y podemos decir que desde el principio puso toda la carne en el asador.

Tras la actuación de Txema Benitez y después de unos minutos necesarios para realizar los típicos cambios de escenario, llegaba el turno de los navarros Bocanada, los cuales regresaban a la capital para presentar su último trabajo titulado “Libres“, el cual publicaron en marzo de este mismo año.

Desde el primer momento Martín nos dejaba claro que tenían la intención de hacernos bailar y cantar a todo el público que allí se dio cita y así fue, con la sala repleta no hubo nadie que no cantase y bailase.

Bocanada deleitaron a los allí presentes con un buen espectáculo envuelto en un buen sonido y una gran presencia escénica de toda la banda. Desde luego se notan los diez años de trayectoria del grupo navarro y más del centenar de conciertos, los cuales supieron solventar los pequeños problemas propios del directo (nada grave, por supuesto).

El repertorio escogido por Martín y los suyos fue el correcto, de más de hora y media de duración y en donde a parte de presentar su último trabajo “Libres“, no se olvidaron de sus grandes temas de sus anteriores trabajos como Caballos de Rienda Larga (2009), Agua y Barro (2011) y El Sino de la Herida (2013).

Sin duda fue una tarde-noche inolvidable cargada de mucho rock y diversión.

Texto y fotos: Rubén Cano

Noticias relacionadas


¡Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies