Crónica y fotos de Rulo y La Contrabanda en el WiZink Center de Madrid

El pasado jueves 23 de marzo teníamos una cita con Rulo y La Contrabanda para asistir a la culminación de una semana de locura, en donde el cantabro, carismático frontman y ex de La Fuga, se despedía de la capital en lo que sería un concierto muy especial, en un sitio emblemático, el mítico Palacio de los Deportes, ahora conocido como WiZink Center. Rulo venía de actuar en dos lugares con mucho menos aforo esa misma semana, en conciertos más íntimos y ahora era el turno de la prueba final, en donde se presentaba ante un ambiente muy distinto, pero más conocido para él y su banda.
Con el aforo casi al completo en el formato The Box de WiZink Center, empezaron a latir cada vez con más intensidad los latidos del corazón que, con unas brillantes luces de neón, iluminaban el grandísimo escenario que se había montado para la ocasión. Eran las 21:30h, por los altavoces se escuchó aquello de “Desde Reinosa, Cantabria…” y, puntuales como se anunciaba, Rulo y La Contrabanda saltaron a las tablas bajo los acordes de “Tú Alambre” acompañados con un sonido que parece haber salido directamente de su último disco “El Doble de Tu Mitad“, de sobresaliente.

Siguieron sonado temas como “Me Gusta“, en donde Rulo, apuntando con su mano directamente al púbico, hizo que muchos comenzaran a brincar como locos. Con la acústica en mano, interpretaron “Mi Cenicienta“, corte perteneciente a su trabajo “Señales de Humo“. En “Divididos“, Rulo invitó Miguel, un fan afortunado que se puso manos a la obra para tocar con la armónica este tema con el resto de la banda.

En “Mi Vida Contigo era un Blues“, Rulo dio paso a Fito, guitarra de la banda, que se puso a las voces para cantar este tema, tal y como hace también en el disco. Ya quedaba menos para el cierre y empezó a sonar “La flor II“, en donde el voceras, ramo de flores en mano, aprovechó para regalar unas cuantas al público de las primeras filas. “Noviembre“, con el cántabro sentado al piano, consigue estremecer al público allí presente. Brutal.

También en solitario, Rulo se atrevió con “La Reina del Barrio“, tema que dedicó a su abuela y en donde el cantante llegó a emocionarse y lo que es más difícil, casi emocionar a los que allí escuchábamos el tema con la boca abierta. Arrancaba el bloque final del concierto, de unas dos horas de duración, con “Pa’quí pa’llá“, himno para los nostálgicos de La Fuga, “No sé” y “32 escaleras“.

Con todo el trabajo hecho, y por sorpresa, Rulo y La Contrabanda invitaron a un grupo de mariachis para interpretar “El vals del adiós” y seguidamente un clásico mexicano “Sigo siendo el Rey” algo diferente que hizo de broche final para este espectacular actuación en la que Rulo y La Contrabanda se volvió a coronar en la capital.

Fotos de Rulo y La Contrabanda:


Noticias relacionadas


¡Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR